Boletín 041 – 2014 MÉXICO NO ESTÁ EN UNA CRISIS DE SEGURIDAD: LUIS CASTRO

 

  • Los brotes de violencia están localizados, no es una situación que caracterice a todo México.
  • La estrategia de seguridad actual combate al crimen organizado y a otras manifestaciones de violencia.
  • Para que el “momento mexicano” continúe vigente el Congreso debe terminar las reformas que el país necesita y dejar de ser rehén de divisiones partidistas.

 

 

México, D.F., 20 de marzo de 2014 (Agencia ANA). México no se encuentra en una crisis de seguridad. Si bien no podemos negar los brotes de violencia existentes en algunas zonas, como las que se conocen en Michoacán y Tamaulipas, esta situación no caracteriza a todo el país, declaró Luis Castro Obregón, dirigente nacional de Nueva Alianza, al ser entrevistado por diversos medios de comunicación sobre su postura ante las estrategias de seguridad implementadas por el gobierno federal.

Castro Obregón manifestó que si bien en administraciones pasadas existió una guerra declarada contra el narcotráfico, la estrategia de seguridad actual se ha ampliado para enfrentar además otras manifestaciones de violencia que también lastiman a la sociedad, como son los secuestros y las extorsiones.

Consideró urgente que estas acciones se acompañen de políticas públicas que ataquen la violencia en su raíz, como el fortalecimiento de una cultura de la legalidad, la recuperación de espacios públicos, la creación de fuentes de empleo y espacios educativos para jóvenes, de espacios de ocio, expresión, recreación y de las acciones necesarias que reactiven la economía.

Al preguntársele si los brotes de violencia que se viven en diferentes ciudades del país ponen el riesgo el llamado “momento mexicano” -es decir, la caracterización que se ha hecho en centros internacionales sobre las expectativas del potencial de crecimiento de México a partir del cambio político- el dirigente aliancista expuso que la única forma en que podemos perder oportunidades de crecimiento es que en el Congreso se estanque la discusión de las reformas estructurales que el país necesita. “Para que el ‘momento mexicano’ continúe vigente el Congreso debe trabajar, terminar las reformas que el país necesita y dejar de ser rehén de divisiones partidistas, porque eso sí nos puede poner en riesgo”, dijo.

Respecto a cómo evitar que servidores públicos caigan en delitos de corrupción, Luis Castro fue enfático al afirmar que necesitamos mecanismos de rendición de cuentas que funcionen verdaderamente. Por ejemplo, en la reforma energética debe hacerse hincapié en la transparencia y rendición de cuentas.

Castro Obregón citó además el potencial que se tiene para mejorar el ejercicio de gobierno y la buena administración con la Ley Federal de Transparencia y con la creación de la Comisión Anticorrupción, la cual tendrá autonomía constitucional y facultades para prevenir, investigar y sancionar por la vía administrativa las irregularidades que cometan servidores públicos y ciudadanos.

Finalmente, el presidente aliancista aseguró que aunque los avances del gobierno federal han sido rápidos y han logrado resultados concretos, es muy pronto para calificarlos como definitivos porque hace falta extenderlos a los estados que también presentan dificultades.

fb-041-2014