Boletín 089 – 2016 LA ELECCIÓN DEL 5 DE JUNIO AFIANZÓ A N.A. EN TODO EL PAÍS

  • Se mantuvo un crecimiento electoral sostenido
  • El turquesa tiene hoy más autoridades y congresistas locales
  • En CdMx “chocaron dos ejércitos de tierra”

Ciudad de México, 18 de junio de 2016 (Agencia ANA).- En las elecciones del 5 de junio no hubo sorpresas para Nueva Alianza. En términos generales los resultados fueron los previstos: un crecimiento sostenido y un mayor número de posiciones de representación popular y autoridades locales. A diez años de su fundación, el instituto tiene raíces profundas y vigor para los siguientes procesos electorales.

Entrevistado por la mañana al término de un evento partidista, Luis Castro Obregón adelantó un balance sobre los procesos en 13 estados y en la Ciudad de México. Expuso que en las elecciones de gobernador el “marcador” de Nueva Alianza fue “seis a seis”, que si bien el partido incrementó en más de un tercio sus autoridades y diputados locales el resultado no es final puesto que se impugnaron resultados en diversos municipios, y que en la elección capitalina la ampliación de la base electoral turquesa permitió el arribo de Gabriel Quadri y de Alejandra Moreno Toscano a la Asamblea Constituyente.

Al pedírsele ampliar su análisis sobre el proceso citadino, consideró que en territorio del antiguo Distrito Federal “se enfrentaron dos ejércitos de tierra”, PRD y Morena. “Si esto hubiera sido un partido de ajedrez, esos dos partidos habrían quedado tablas”, dijo el presidente turquesa. Sobre su punto de vista sobre las presiones que Nueva Izquierda está ejerciendo sobre el Jefe de Gobierno para que se afilie al PRD y así milite rumbo a la elección presidencial, Castro Obregón se manifestó respetuoso de los procesos internos de todos los partidos políticos –mismo respeto que exige para Nueva Alianza- aunque desde la perspectiva del análisis político se puede decir que es un error del PRD presionar al Jefe de Gobierno para su afiliación “porque disminuye la fuerza de negociación de ese partido para construir alianzas en el 2017 y el 2018”.

Sobre la propuesta presentada por el senador Manuel Cárdenas para hacer extensiva la obligación “tres de tres” a los empresarios, Castro Obregón recordó a los reporteros que este legislador, a quien respeta, renunció a su militancia turquesa en 2015 y por lo tanto no representa ni posturas ni puntos de vista de Nueva Alianza.

A continuación, extractos de la entrevista:

¿Cuál es su balance de los resultados de Nueva Alianza en las pasadas elecciones?
Positivo. Nos afianzamos en todo el país. Aumentamos en más de un tercio el número de nuestras autoridades locales y posiciones en congresos estatales. Los resultados finales se pueden modificar pues impugnamos resultados en varios municipios, como el de Pabellón, en Aguascalientes, en donde en las boletas nuestra planilla apareció en el logotipo de otro partido. En cuanto a las coaliciones para gubernaturas, ganamos seis y perdimos seis, aunque el diagnóstico correcto es que el electorado se decidió por la alternancia, por el cambio de gobierno. A quien quiso castigar es a eso que en inglés llaman el “establishment”, es decir, la conformación actual de quienes están en el lugar que ocupan.

El Senador de Nueva Alianza encabezó la propuesta para que la tres de tres se aplique a los empresarios…
Debo recordarles que don Manuel Cárdenas, político a quien respeto, renunció a Nueva Alianza en 2015 y se declaró independiente. Por lo tanto, el Senador no representa nuestras posturas ni expresa los puntos de vista o convicciones de nuestro partido.

Se dice que Nueva Alianza tuvo un retroceso en la elección a la Asamblea Constituyente en la Ciudad de México.
Eso es inexacto. Nueva Alianza, partido que tiene apenas diez años de vida, ha mantenido un crecimiento sostenido en el Valle de México al igual que en el resto del país. Los resultados están a la vista. En un ambiente altamente competido logramos los votos suficientes para colocar a dos ciudadanos de alto perfil, competentes e independientes, en la Constituyente. Hablo de Alejandra Moreno Toscano y de Gabriel Quadri.

¿Al hablar de “alta competencia” a qué se refiere?
En el ex Distrito Federal vimos que se enfrentaron dos “ejércitos de tierra”, el PRD y Morena. Si la elección hubiera sido un partido de ajedrez, esos partidos hubieran quedado tablas.

¿Cree que las presiones de Nueva Izquierda a Mancera para que se afilie al PRD y compita en las filas amarillas tuvieron un impacto en la elección capitalina?
Tengo como principio el mayor de los respetos a los procesos internos de todos los partidos políticos, que es lo mismo que exijo para Nueva Alianza de parte de los demás actores políticos. Dicho esto, como observador y analista lo que podría decir es que es un error del PRD presionar al Jefe de Gobierno para que se afilie porque perdería fuerza de negociación para construir alianzas en 2017 y 2018. Si Mancera se afilia al PRD será rehén de fuerzas y corrientes internas del partido. Si eso tiene lugar, una lectura posible es que el PRD quedará reducido a lo que fue el histórico PST. A los “chuchos” les conviene cuidar a Miguel.

 

–0–


Descargar documento:
Boletín_089_.pdf